Fleky

Hoy a muerto, no un gato, si un amigo. Seguramente, si me seguís, lo conoceréis por todas las fotos que le he hecho, le conoceréis por lo que parecía pero, por desgracia, nunca lo conoceréis por lo que era: mi amigo.

Es difícil tener palabras, es difícil saber que decir puesto que los sentimientos son complicados de plasmar al no haber palabras que puedan describir a nadie.

Para mi ha sido un regalo el compartir sus poco más de 10 años de vida y una pesadilla ver sus últimos momentos de sufrimiento en silencio. En silencio ya que nunca, por muy mal que estuviera o por mucho dolor que le recorriera el cuerpo, nunca lo ha hecho presente a los demás simplemente porque no quería que el resto sufriéramos lo que el sufría.

Lo único que nos consuela a aquellos que hemos tenido la gran suerte de pasar parte de nuestra vida con el, es que no ha sufrido en su muerte y que, como todos deseamos, ha muerto rodeado de lo que el quería, de quienes mas lo querían, de quienes más vamos a sentir su falta.

Fleky, aunque no estés con nosotros, te seguimos queriendo.

Commentarios