Vista de la corona a través de un eclipse

Si recordáis, algo que es normal que no, este mes va a haber un eclipse solar (es decir, la Luna se interpone entre nosotros y el Sol). Los eclipses (en su amplio sentido) nos ofrecen un momento muy especial para observar las capas superiores del elemento al que se “tapa”.

En la imagen tenéis la espectacular vista de la corona solar gracias al eclipse de 2008 que permitió a los astrónomos ver la atmósfera solar. Aparte de, como he dicho, ser una imagen bonita, sirve, la imagen, para ver los intrincados campos magnéticos solares y como estos influyen en el tiempo solar.

De hecho, se pueden observar perfectamente los bucles de plasma, eyecciones coronareas que vuelven a ser atraídas por el campo magnético y la gravedad del Sol o aquellas que son expulsadas para convertirse en los vientos solares generados por el Sol.

La verdad es que se trata de una imagen espectacular, no solo por lo que significa y lo que vale, sino por su aspecto.

Podría entrar en detalle de como esta técnica se usa para observar las atmósferas de los planetas (el ejemplo más reciente lo tenemos con la sonda New Horizonts y Plutón) o incluso, cuando nos sorprenden contándonos la posible atmósfera que tienen planetas fuera de nuestro sistema solar.

Podemos hacer la prueba de forma muy sencilla. Una caja cerrada por la cual dejemos pasar un pequeño rayo de luz, un prisma para que descomponga la luz que entra y una foto (precisa, eso sí) de la luz descompuesta para obtener los elementos por los cuales esa luz ha pasado ya que estos absorverán ciertas frecuencias y por lo tanto, la luz nos indicara que materiales contiene.

Commentarios