Nubes de metano sobre Titan

La imagen que os muestro hoy se que no es tan espectacular como la de ayer pero si tiene la misma importancia. Se trata de una imagen de la sonda Cassini de Titan, uno de los satélites de Saturno que nos muestra, en primer plano, la atmósfera de el.

Titan es uno de los mayores satélites más grandes de nuestro sistema solar, pero, lo que le hace tan especial es que fue uno de los primeros en los que se detecto que disponía de atmósfera.

Las bandas que se observan en la imagen son nubes de metano y también, podemos observar, en las zonas oscuras, lagos de hidrocarburos pesados liquido.

Se piensa que Titan dispone no solo de lagos superficiales de hidrocarburos sino que, también tiene zonas subterráneas con este liquido. La orografía del planeta, debido a los vientos de su atmósfera y a que su superficie es, fundamentalmente, hielo y roca y todo gracias a sus ciclos de lluvia ya que, llueve metano liquido, crea una gran variedad de formas tales como dunas hasta montañas. Aunque, como he dicho, lo más destacable es lo que se denomina el “ciclo del metano” similar al que aquí, en la Tierra, sucede con el agua y que ha sido el primer sitio (fuera de la Tierra) donde se ha observado.

Además, pese a no tener núcleo (su composición es roca y hielo compactado a diferentes niveles), tiene una cierta actividad volcánica que se piensa que esta basada en la gravedad que ejerce Saturno y la órbita de Titan sobre este que hace que se comprima y expanda, salvo que sus “volcanes” en vez de lanzar magma, lanzan agua y hielo. Esto hace que la superficie de Titan se renueve cada cierto tiempo, aunque existen teorías que indican que este “vulcanismo” es mas debido a agentes externos (meteoritos) que por la gravedad de Saturno.

Titan, al fin y al cabo, es un lugar muy interesante de nuestro sistema solar del cual se ha especulado que la presencia de metano podría ayudar a albergar algún tipo de vida que use este en vez de agua gracias a que el metano tiene “similares características” al agua. Obviamente, esto habría que confirmarlo ya que, en la Tierra, no se ha encontrado ningún organismo con tal capacidad. Pero quien sabe.

Commentarios