El cambio climático te quita el sueño

Los pocos que me conocéis en persona sabréis que aparte de un humanista (como convicción política) soy un ferviente ecologista gracias a que, por ahora, solo tenemos un mundo y estamos viviendo en el.

El cambio climático es un hecho y hay que preocuparse, mucho. Lastima que el ser humano es tan idiota que, salvo que le suceda algo grave a el en primera persona, no actuara en causa. Usara cualquier excusa a su disposición (tenemos siempre un saco de excusas) para no preocuparse por lo que le pasa a un tercero. Falta de empatía, lo llaman.

Es una de las razones por las que muchos buscan excusas para decir que el cambio climático o no existe, o es una falacia, es algo natural o, si va a suceder, para que luchar contra ello y ya nos preocuparemos cuando suceda. Pero al final, poniendo un ejemplo, somos ranas en agua que se va calentando poco a poco. Y es que sabréis que si a un animal le tiramos en agua hirviendo, saltara de la cazuela, pero si le metemos en agua a temperatura ambiente y vamos calentando poco a poco, terminara cocido. Eso mismo nos esta pasando con el cambio climático a los humanos, responsables de ello.

Curioso que ha salido un estudio de la Universidad de San Diego (California) que nos indica que la calidad del sueño de los humanos esta empeorando por culpa del cambio climático. Ya sabéis (ahora que “empieza” el verano), noches calurosas se duerme peor.

Pero este estudio ha hecho una cuantificación monetaria (en este caso de USA, principales promotores de los anti-cambio climático) sobre cuando nos va a costar (en dinero) el que no durmamos lo suficiente. Y es que como animales que somos, el dormir es fundamental, físicamente hablando.

Si os interesa el tema, os recomiendo que leáis el articulo donde se explica el método seguido, los valores obtenidos (la metodología, vamos) y así, si estáis en contra del cambio climático podáis criticarlo sin ninguna base científica, como por ejemplo que los grupos están amañados o que los resultados están pagados por una secreta y oscura organización que se beneficia de las energías renovables (los canteros del espacio exterior).

Más información: Science Magazine

Commentarios