Hablemos un poco de la gravedad

Hoy, como fiel creyente y seguidor de la Gravedad Cuántica de Bucles os quiero contar, espero de forma entendible, un poco más acerca de la gravedad y como la gravedad cuántica de bucle las intenta explicar el como funciona esta.

Así que, como hago siempre os voy a contar una historia, una historia divertida acerca de la teoría de cuerdas.

Como sabréis porque tengo el culo pelado de explicarlo, la teoría de cuerdas se basa en indicar que todo (energía y matería) se basa en la vibración de unos elementos llamados cuerdas que, según como vibren forman los elementos y nos dan la energía de las cosas. Las cuatro fuerzas fundamentales se basan, también, en las vibraciones de estos elementos que, como vibran los físicos fueron tan inteligentes de llamarlas cuerdas.

La teoría de cuerdas nació como la teoría unificadora del todo pero, por desgracia no fue así. Como todo son ondas y como pudisteis ver (o no) en el video que puse ayer sobre física cuántica sacar las ecuaciones de onda de una partícula tiene su “aquel”. Vamos que no es simple y, por Fourier y sus transformadas donde se pretende que una onda compleja sea la suma de diferentes ondas más simples (acabáis de aprender algo nuevo) a través de la transformada de Fourier, según cuanto de bien (o de mal) lo intentemos simplificar no nos tiene porque dar el mismo resultado de conjunto de ondas simples.

Vamos, que al final, la teoría de cuerdas da cosas tan complicadas (como siempre he dicho) de resolver que hay que simplificar o se verían muchos físicos tirandose de rascacielos con pajarita y chaqué locos al no saber o tener soluciones de las ecuaciones que manejan (spoiler: físicos con pajarita y chaqué existen). De esta simplificación salieron cinco (si, cinco) teorías de cuerdas diferentes que, se diferencian entre si principalmente en el numero de cuerdas, como se toman los conjuntos de ellas y, en definitiva, en las dimensiones.

Porque, amigos, si muchos creen que descubren un mundo nuevo cuando dicen que hay 4 dimensiones (x, y, z y t, el tiempo) se quedan un poco cortos teniendo en cuenta que las cuerdas vibran en un numero de dimensiones que varia entre 9 y 11. ¡Once dimensiones! con sus simetrías, con su métrica, su geometría y topología. Y todo esto en cinco teorías (I, II, IIA, IIB, Heterótica E y Heterótica O).

Menos mal que salió a la palestra la teoría M de cuerdas, unificadora gracias a la dimensión 11, la Supergravedad. La teoría M nos dice que hay 11 dimensiones, 3 físicas (x, y, z), 1 temporal (el tiempo), 6 dimensiones adicionales donde vibran las cuerdas y los grupos que forman (d-branas para los amigos) y 1 aglutinadora que engloba a todas y crea las denominadas p-branas.

Aunque pueda sonar muy complicado, las ecuaciones quedan “redondas” (que no resueltas) añadiendo una última dimensión que aglutina a todas y, como dije el otro día, los físicos chamanes están interpretando esta dimensión aglutinadora que sería la que explica nuestro universo como una larga e infinita pero muy poco ancha. Esto ha dando lugar a una curiosa explicación de una serie de universos que son todas esas membranas que, cuando chocan (las membranas) provocan el conocido Big Bang. Vamos, que los universos no son mas que un conjunto de estas membranas que vibran pero no chocan salvo “alguna vez” flotando en algo indeterminado que sería el tejido de los universos. Que cosas.

¿Y que tiene que ver esto con el titulo del post?. Ahora que tenemos claro que nuestro universo es, por ahora, 11 dimensional (¿décimo unidimensional?), ¿que pasa con la gravedad?.

La gravedad, como todas las fuerzas, como toda la masa, es una vibración, pero en este caso es una vibración de varias cuerdas, de hecho seria la vibración que pasa en la dimensión 11 que, como os he dicho es un aglutinador del resto. Esto significa que la gravedad afecta a demasiadas dimensiones y por lo tanto, en cada una de ellas, por separado, pues no tiene “mucha fuerza” al estar “diluida”.

¿Que indica esto?. Pues simplemente que la gravedad no es tan “floja” como parece y que podríamos manejarla si fuéramos capaces de filtrar lo que hace en las otras dimensiones a las 3 que vemos con nuestros ojos. Es decir, que si, algún día, fuéramos capaces de enfocarla podríamos controlarla.

Resumiendo, la gravedad no es más que la consecuencia de la vibración de ciertas membranas en ciertas dimensiones que, tomando la dimensión aglutinadora (la 11) hace que se expanda en aquellas dimensiones en las cuales no vibra y hace que, “se le vaya la fuerza”.

Esto me trae a la mente lo que os comente acerca de la supersimetria que, esta relacionado con la teoría M y la vibración en cada una de esas dimensiones. Como veis todo esta relacionado.

Commentarios