Gravedad

De las cuatro fuerzas fundamentales que os he hablado estos días me faltaba la última, la gravedad. Y es que la gravedad es la más interesante ya que es la fuerza de atracción entre los elementos con masa.

La diferencia, que podemos ver, entre la gravedad y el resto de fuerzas fundamentales (excepto la electromagnética) es que su “presencia” o donde podemos notar que actúan es a nivel “microscópico” mientras que la gravedad (y la electromagnética) su ámbito es mucho mayor, macroscópico, universal.

Por esta razón, no solo es conocida desde hace mucho tiempo sino que esta muy bien calculada. Vamos, que hay versión clásica, versión relativista y versión cuántica. Que toca todos los palos actualmente conocidos de la física.

Si bien la versión clásica de la gravedad nos explica el como interaccionan los cuerpos pensando que la velocidad de propagación de la gravedad es infinita (instántanea), la relativista nos habla de como la influencia de la gravedad viaja a la máxima velocidad posible (la de la luz) y la cuántica la trata como una onda, dando hechos como que la gravedad puede ser la vibración de una cuerda (o varias o una conjunción de varias) y lo que “vemos” es la influencia de dicha cuerda en nuestra geometría lo que nos indicaría que la fuerza de la gravedad puede ser mayor en otras geometrías y por lo tanto “explicando” el porque los agujeros negros son aspiradoras de masa. Lease bien todo con las comillas correspondientes.

Las geometrías. Esas cosas tan olvidadas, que la gente pasa de ellas y que matemáticamente son tan interesantes. Las geometrías explican muchas cosas, desde simplificar (si se sabe transformar y se hace correctamente de una a otra) propiedades y características de objetos y partículas hasta las interacciones entre ellas pasando por explicar el como funcionan las cosas al ser la base de estas.

El no saber cual es la geometría correcta y por lo tanto no saber las propiedades y funciones que se aplican nos lleva a un conocimiento no completo de, por ejemplo la gravedad. Por eso, aunque vemos, en parte, como funciona no sabemos totalmente con precisión que es. Todo gracias que no sabemos la geometría y topología de nuestro universo y si solo sabemos algunas propiedades que son validas para diferentes topologías y por lo tanto para diversas geometrías.

Por eso, si queréis saber más de la gravedad os recomiendo, encarecidamente, primero tener una gran base de geometría y topología. Para empezar es bueno leerse el Topology (Featured Titles for Topology) para luego rezarles a Calculus: One Variable Calculus, with an Introduction to Linear Algebra v.1: One Variable Calculus, with an Introduction to Linear Algebra Vol 1 y Vol 2 y, por supuesto, mirar el Essential Physics de F. Firk para tener nociones de base.

Si estaís interesados en la gravedad (un tema que a mi me apasiona, para que negarlo), es bueno echarle un ojo al Gravity: Newtonian, Post-Newtonian, Relativistic, un libro que, como su nombre indica, nos abarca todos los conceptos de gravedad clásica y relativista de forma muy sencilla para seguir con el An Elementary Introduction to Quantum Gravity and Spinfoam Theory enfocado a la gravedad cuántica de bucles, de la cual “soy creyente” o el A First Course in Loop Quantum Gravity que para comenzar con mi “credo” os puede ayudar a comprender, al menos, la base de todo el meollo.

Y si, al final, como parece que me esta entrando el gusanillo, acabáis mirando la relación de gravedad y cosmología, es muy interesante revisar el Quantum Cosmology: A Fundamental Description of the Universe, un moderno libro “introductório” que os ayudara a entender los espacios de Hilbert y sobre todo el porque el universo es isótropo y heterogéneo.

¡Vaya tostón que os he contado hoy! pero sobre todo por mi recomendación de libros, aunque leer es fundamental para saber.

Commentarios