Fuerza débil

Si el otro día os hable de la fuerza de interacción fuerte, hoy os quiero contar cosas (que se que no os importan para nada) acerca de la fuerza de interacción débil.

Junto con la fuerza fuerte, la electromagnética y la de la gravedad es una de las cuatro fuerzas fundamentales (que conocemos). A diferencia de la fuerza de interacción fuerte, aunque también se hace entre las partículas fundamentales no solo tiene poder “atractivo”. Es decir, si la fuerza de interacción fuerte era la que mantiene la materia, el núcleo, la masa junta, la débil hace “más cosas” al no ser solo atrayente. Vamos que no solo atrae a las partículas, sino que las separa gracias a que es capaz de cambiar “la identidad” de las partículas fundamentales.

Principalmente se conoce a la fuerza débil como la responsable de un fenómeno muy importante, el decaimiento radiactivo todo por el estudio de Fermi del decaimiento radiactivo. Es decir, el núcleo de un átomo inestable o que no tiene todos su órbita de valencia completa puede volverse estable perdiendo dichos electrones y eliminando dicha órbita dejando la de menor energía que esta completa.

Este fenómeno de perdida de electrones, estudiado por Fermi le hizo pensar que existía “algo” que no tenia suficiente fuerza y permitía que los electrones se escaparan del átomo.

Al final, sin querer entrar en las explicaciones de campo pero que podéis ver en la Wikipedia si os interesa, se vio que la interacción débil es similar a la fuerte salvo para los electrones y muones debido al campo electromagnético. Es decir, la fuerza débil es una manifestación del campo electromagnético pero de las capas energéticas “externas” del átomo. Es decir, es lo que mantiene a los electrones “unidos” para que nos entendamos (y a las partículas elementales que son de la misma hornada).

La verdad es que no es muy difícil de entender que si hay fuerza de interacción fuerte para el núcleo ha de haber una similar para las partículas de carga contraría… y es la fuerza de interacción débil. Y cuando esta falla o no es suficiente se pueden escapar los electrones del átomo dando lugar a las partículas radiactivas.

Al final, tanto la fuerza de interacción fuerte como la débil están consideradas fuerzas electromagnéticas pero su ámbito de aplicación es diferente, de ahí que se han llamado de diferente forma.

Como siempre, todo lo que os cuento es muy por encima ya que mi idea es que algo de esto os interese y penséis o queráis ampliar la información por vosotros mismos de este interesante mundo que es la física cuántica. Por este motivo y para no dar miedo no os hablo ni interiorizo nada acerca de las matemáticas (muy importante) que hay detrás ya que conozco a mucha gente que esto le da pavor.

Si queréis aprender un poco más de esto, os recomiendo el Principles of Physics de Ni Jun editado en el 2014.

Commentarios